La destrucción de la República

Julio Aróstegui [1]

LA DESTRUCCIÓN DE LA REPÚBLICA

Las decisiones y medidas que en estos instantes se adopten tendrán consecuencias definitivas y no sólo sobre nuestra contienda sino en el devenir de la política europea y mundial en los tiempos próximos.

JUAN NEGRÍN A JOSIF STALIN (11 de noviembre de 1938)

En el año 1939 se produjo en la práctica una inversión de la legalidad en un doble sentido. En el internacional, cuando Franco y su gobierno son reconocidos como gobierno de España por Francia e Inglaterra. En el interior, cuando la sublevación de Casado contra el gobierno de Negrín intenta crar otra legalidad que no es ya la legítima. Después de la batalla del Ebro, la única campaña militar de importancia fue la de la conquista de Cataluña por los sublevados. Algunas acciones en otros frentes fueron de mucha menos importancia aunque existieron planes republicanos de ataque en Andalucía con la idea también de aliviar la ofensiva sobre Cataluña. De todo ello lo único que se materializó fue la lucha desencadenada a comienzos de enero en el frnete de Peñarroya (Córdoba) que supuso el avance republicano en un bolsa que fue eliminada a comienzos de febrero por los nacioanles. En el año 1939, salvo esto, las acciones militares fueron ya escasas. (...)

[1] ARÓSTEGUI, Julio: “La destrucción de la República”. En ARÓSTEGUI, Julio: Por qué el 18 de julio... Y después. Barcelona, Ediciones Flor del Viento, 2006, pp. 547-570

No hay comentarios:

Publicar un comentario