La República en el exilio

Antonio Ortiz Mateos

El 3 de marzo de 1939 se reunía en París la Comisión Permanente de las Cortes, para que su presidente, Martínez Barrios, diera cuenta de la dimisión del presidente de la República, Manuel Azaña, coincidiendo con el reconocimiento del Gobierno de Burgos por Francia y el Reino Unido, el 27 de febrero de 1939.[1]
De acuerdo con el artículo 74 de la Constitución de 1931, ante tal situación, le correspondía al presidente de las Cortes asumir las funciones de presidente interino de la República, pero, como señala Alicia Alted, “Martínez Barrios no estaba dispuesto a ello y condicionó su aceptación a una consulta previa a Negrín, que no llegó a evacuarse”.[2]
También dejó vacante la presidencia de las Cortes, que fue ocupada provisionalmente por el vicepresidente primero Luis Fernández Clérigo. (...)

[1] La última reunión de las Cortes de la República en suelo español tuvo lugar el 1 de febrero de 1939 en los sótanos del Castillo de Figueras, Gerona.[2] ALTED, Alicia: La voz..., 2005, pág. 314

No hay comentarios:

Publicar un comentario