Las alianzas del PCE en la fase final del franquismo

TALLER DE HISTORIA DEL PCE "MARUSIA"
Jesús Sánchez Rodríguez [1]

“... el problema de quién se impondrá a quién, las fuerzas de la oligarquía a las de la revolución democrática o éstas a aquéllas, depende de quién será capaz en la práctica de agrupar en torno a sí el número más considerable de aliados. Y ese problema no está resuelto todavía”.[2]

Para el PCE este problema seguía planteado en los mismos términos que en 1964 cuando, en 1969, lanza su propuesta de Pacto para la Libertad, lo único que había cambiado eran las fuerzas a las que se dirigirá para agrupar en torno suyo.

EL PACTO PARA LA LIBERTAD

Para enmarcar el contexto político español en el que se produce esta nueva propuesta aliancista por el PCE hay que recordar que en la década que va de 1965 a 1975 el régimen entra en un proceso de decadencia caracterizado por un retroceso progresivo de su primitiva capacidad represora, acompañado de una erosión de su base social y un incremento de los enfrentamientos entre las distintas facciones del régimen en torno a su desarrollo económico e institucional que se condensaron en torno a dos puntos clave: el futuro del Movimiento como organización y la sucesión de Franco, y cuyo resultado fue, por un lado, un fortalecimiento del papel de aquél, y, por otro, la designación de Juan Carlos como sucesor de Franco en julio de 1969. (...)

[1] SÁNCHEZ RODRÍGUEZ, Jesús: “Las alianzas del PCE en la fase final del franquismo”. En: BUENO, Manuel y GÁLVEZ, Sergio (coords.): Políticas de alianza y estrategias unitarias en la historia del PCE. Madrid, Papeles de la FIM, Nº 24, Fundación de Investigaciones Marxistas, 2006, pp. 183-200[2] CARRILLO, S. “¿Liberalización o democracia?”. Nuestra Bandera nº 38, Marzo 1964, pág. 6.

No hay comentarios:

Publicar un comentario