Entrevista a Javier Moreno, nieto de fusilado y presidente de la Asociación Foro por la Memoria

TALLER DE HISTORIA DEL PCE "MARUSIA"

Realizada por Ramón Pedregal Casanova

5 feb 2012


Javier Moreno, Presidente de la Asociación Foro por la Memoria y nieto de Joaquín Moreno, fusilado en Madrid.


1. Javier Moreno, usted que es conocedor del proceso desde el principio, hemos alcanzado el momento de lo que se ha llamado “los juicios de la vergüenza”, ¿nos puede decir cómo ve la situación fuera del estado español y cómo ve la situación dentro?



La situación se esta viendo fuera del estado español como una vergüenza. Nosotros como asociación mantenemos relación con otras asociaciones de esta ámbito en Europa y su reacción se puede calificar de perplejidad, las asociaciones en Europa suelen ser de descendientes de brigadistas y de los movimientos europeos que apoyaron la causa de la II República en la guerra civil española y no comprenden como todavía dentro del marco de la UE puede existir un país como España donde no se aplique la normativa internacional en derechos humanos, lo más sangrante es el caso de los desaparecidos sin investigar. Yo personalmente creo que si se pusieran a pensarlo creo que ni Sarkozy ni Merkel lo entenderían.



En Latinoamérica, en países como Guatemala reciben la información con incredulidad porque allí se encuentran en un proceso parecido aunque menos numeroso en el número de víctimas en comparación con el caso español y más cercano en el tiempo, en Guatemala interviene la justicia en todas las aperturas de fosas comunes y hay varios culpables que fueron juzgados, no les entra en la cabeza que un caso como el de Garzón, impulsor de la justicia universal, precisamente allí este siendo juzgado.



2. ¿Qué significa el juicio a Garzón y qué conclusión podemos sacar en caso de que sea condenado en cualquiera de los tres juicios?



Nosotros pensamos que hubo lucha por la recuperación de la memoria antes de Garzón y seguirá existiendo posteriormente a su proceso.



La verdad es que egoístamente para nosotros ha supuesto dar una propaganda a la situación que se estaba produciendo en España a nivel internacional, que existan españoles asesinados en las cunetas y que la mayoría de los jueces se nieguen a investigar las causas de su muerte alegando prescripción, sin ni tan siquiera dignarse a datar los restos, supone que en nuestro estado hay una parte de la población en situación de indefensión, lo cual es inconcebible en un estado de derecho.



Garzón fuera de personalismos dio un paso adelante en este caso e intentó atender a esa parte de la ciudadanía.



La persecución iniciada contra él tiene que ver con motivos ideológicos sin duda, hay una parte de la sociedad que piensa que lo que queremos es revanchismo, por lo tanto ha hecho levantarse a la parte más oscura de la España franquista que se encontraba agazapada.



En las otras dos causas la verdad que todo el proceso huele un poco mal y encima intento atacar otro de los pilares más importantes del post-franquismo que es la corrupción.



Su condena causará más que sospechas sobre el sistema judicial español en el extranjero y entre los demócratas en España.



3. ¿Qué cree que es preciso para resolver el juicio?



Nosotros pensamos que una salida muy digna para el supremo sería su absolución aunque por el avance de la causa no apunta hacia ese final. Lo que más nos preocupa es el ámbito de las competencias en la investigación de las víctimas del franquismo tras la condena de Garzón ¿Quién investigará las desapariciones? Después de esto no creo que existan muchos jueces territoriales dispuestos a meterse en problemas



4. ¿Se termina todo con la sentencia que dicte el Tribunal Supremo?



No, claro que no, el proceso de la recuperación de la memoria democrática de nuestro país es un proceso imparable que une a todos los ámbitos de la izquierda tradicional y el movimiento internacional de derechos humanos está de nuestro lado.



En el ámbito judicial seguiremos insistiendo hasta las más altas esfera internacionales, sin justicia no hay memoria.



5. ¿Podemos esperar un futuro en el que se diga la verdad, se haga justicia y se repare a las víctimas?



Es irremediable para la consecución de una democracia plena; nosotros consideramos que si esto no se hizo antes es porque no había las circunstancias sociales y políticas necesarias. La memoria institucionalizada fuera de colores políticos o ideologías es una de las características de los estados de derecho, miremos a nuestro alrededor no muy lejos de nuestras fronteras y encontraremos la respuesta.



Nuestros hijos y nietos no se merecen que les confundan mezclando víctimas con verdugos.



Javier Moreno, muchas gracias por sus palabras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario