Recuperando el Movimiento Democrático de Mujeres

Doblemente explotadas, por clase y por género
Recuperando el Movimiento Democrático de Mujeres
Es necesario que la mujer se incorpore a la lucha de clases para evitar más invocaciones y lograr su emancipación
 
Cristina Simó. Secretaria de la Mujer del PCE-08/03/2013
 
El fin de semana del 9 y 10 de febrero, en el Prat del Llobregat tuvo lugar un encuentro ampliado de la Secretaría Federal de la Mujer del PCE. Asistieron veinte camaradas de Aragón, Asturias, Euskadi, Madrid, Murcia, Cataluña, UJCE y JCC.

 

El objetivo fundamental de este encuentro era definir claramente el Movimiento Democrático de Mujeres en España: ¿Qué Movimiento Democrático de Mujeres queremos? ¿Quiénes lo conformamos? ¿Y con qué finalidad?

Para ello analizamos la situación de la mujer y del movimiento feminista hoy en España y coincidimos en que siendo las mujeres doblemente explotadas, por clase y por género, hoy lo son más, pues la crisis está agudizando las desigualdades.

Esta doble explotación se caracteriza por el aumento de la feminización de la pobreza, por la hiperprecarización del trabajo feminizado, por el aumento de la prostitución y por la sobrecarga familiar en las espaldas de las mujeres, acusada aún más con la falta de servicios públicos y de atención a la dependencia.

Paralelamente, existe una ofensiva ideológica con el crecimiento de movimientos neomachistas con un discurso que llega a impregnar parte de un sector progresista, con la regulación de la prostitución a la vez que criminaliza a las mujeres en prostitución. También están en contra de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y pretenden imponer la custodia compartida, obligando a muchas mujeres a sostener situaciones de maltrato machista.

El gobierno del PP, heredero del nacionalcatolicismo, suprime las políticas de igualdad y desmantela los recursos que ya, de forma insuficiente, se destinaban a la prevención y protección de las mujeres en situación de violencia de género, dejándolas totalmente indefensas.

No en vano se utiliza de nuevo la educación, herramienta de transmisión ideológica, con la nueva reforma “fundamentalista” del ministro Wert y la supresión de una asignatura que educaba en valores de igualdad.

Está claro que lo que se pretende es que las mujeres, en tanto que ciudadanas de segunda clase, seamos el burro de carga del trabajo reproductivo y al mismo tiempo el ejército de reserva a merced de los intereses de las empresas, con más flexibilidad horaria y más precariedad laboral. En definitiva las esclavas del capitalismo y del patriarcado.

En este contexto en que la mujer está más preocupada por sobrevivir que por luchar por sus derechos, es necesario que se incorpore a la lucha de clases para evitar más involuciones y lograr su emancipación.

Hoy, la clase trabajadora y especialmente las mujeres vemos como día a día se nos va despojando de nuestros derechos y nuestras conquistas. Vivimos una dictadura “democrática” encubierta, una dictadura de los mercados. Y ante esta situación las mujeres debemos organizarnos y empoderarnos para cambiar el régimen que nos está expoliando y oprimiendo.


MDM – El Movimiento Democrático de Mujeres en España
Recuperando nuestra historia recordamos como el Movimiento Democrático de Mujeres nació de la necesidad de recuperar los derechos y conquistas que el fascismo nos arrebató y por la lucha de un cambio de régimen. Las camaradas coincidimos en que ya es hora de recuperar el Movimiento Democrático de Mujeres en España, ya que actualmente no existe un movimiento feminista articulado, por el contrario existe una fragmentación enorme de las organizaciones de mujeres.

Definimos el marco teórico en el que debía basarse nuestra propuesta feminista, y acordamos que el MDM debe construirse en base a la idea del discurso materialista y el discurso cultural. Debemos tener en cuenta estas dos realidades, la cultural y la económica. Teniendo claro que el capitalismo cada vez es más incompatible con la vida.

Debemos ampliar la contradicción Capital/Trabajo a otros ámbitos como el trabajo productivo, el trabajo reproductivo, la cultura o la identidad. Y tener en cuenta que bajo una lógica de acumulación brutal del capital es imposible la sostenibilidad de la vida.

Esta propuesta feminista, que se concreta en el Movimiento Democrático de Mujeres, nos debe servir para que desde un espacio no significativo, podamos conectar con aquellas mujeres que todavía no se han incorporado a la lucha y responder a sus necesidades.

No obstante, recogiendo la esencia de lo que fue originariamente el MDM, el acercamiento de estas mujeres puede aprovecharse para su empoderamiento, la toma de conciencia y su organización en la lucha.

Para ello debemos crear un discurso que intervenga en la realidad social de las mujeres. En este sentido debemos proponer una economía alternativa que dé soluciones a la situación de las mujeres. Crear redes de solidaridad y unidad de acción, que deben trascender a nivel Europeo y permita compartir experiencias de lucha que nos ayuden a sobrevivir.

Para el Movimiento Democrático de Mujeres, los principales objetivos van a ser conseguir alianzas políticas amplias, con organizaciones de mujeres y con mujeres de otros movimientos. Capaces de construir algo nuevo, el MDM, ligándolo con la necesidad de un nuevo momento político, de un proceso constituyente y dar soluciones reales a las necesidades de las mujeres.

Un movimiento plural, el MDM, que en base a sus prioridades y acciones, va a definir sus alianzas e incorporaciones.

Creemos que para la construcción del MDM tenemos que tener en cuenta varias premisas: aprender de las experiencias de lucha, empezar a intervenir desde los conflictos concretos, una organización pegada a los barrios, a los centros de trabajo, a los movimientos de afectadas por la crisis, que sirva para conectar con las necesidades inmediatas y también un cambio de régimen económico, social y político.

En definitiva el MDM debe ser un espacio plural donde las comunistas converjamos con otras mujeres, que se caracterice por la unidad de acción y por dar respuesta a las necesidades concretas de las mujeres.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario